Sacudir al bebé puede generar graves consecuencias

Ser padres no es una labor fácil, a veces resulta muy estresante. Pero no importa como uno se sienta, nunca hay que hacer algo que pueda lastimar al niño, mucho menos sacudirlo.

El movimiento del sacudón puede causarle daños cerebrales graves, con lesiones permanentes o la muerte lo que se conoce como el síndrome del bebé sacudido.



Sacudir al bebé puede generar graves consecuencias

seguridad bebe

El sacudir al bebé puede ocasionar:

  • Daño cerebral
  • Pérdida del conocimiento, convulsiones, epilepsia
  • Ceguera, parálisis cerebral
  • Problemas del habla o de aprendizaje
  • Daño a los huesos u órganos tales como corazón hígado, pulmones, riñones.

Los bebés menores de un año son los que corren un mayor riesgo, pero los niños más grandes también pueden resultar heridos.

Consejos para que los padres puedan evitar estas reacciones (la mayoría de las veces, inconscientes)

Cuando el bebé no deja de llorar es normal sentir frustración y enojo, pero hay que poner un freno y tomarse el tiempo para recuperar la calma.

Lo mejor es alejarse de los gritos del bebé por un corto tiempo saliendo de la habitación (no sin antes colocar al bebé en un sitio seguro). Hay que salir a la calle, caminar, llorar, hablar en voz alta, o lo que haga falta para descargarse.

Una vez que se recupera la tranquilidad y el buen juicio, intentar calmar al niño.

La ayuda extra nunca viene mal, hay que aprender a aceptarla porque a todos nos hace falta una mano amiga.

sacudir bebe

Razones del llanto del bebé

Como no pueden hablar, los bebés lloran para comunicarse. El llanto puede ser por:

  • Hambre
  • Está mojado
  • Está cansado
  • Se siente incómodo, con demasiado calor o frío
  • Está asustado
  • Se siente solo
  • Está alterado o aburrido
  • Siente dolor, está enfermo, le están saliendo los dientes o tiene cólicos.

Cómo calmar a un bebé que llora

Si ya se lo ha alimentado, cambiado, abrazado y todavía sigue llorando, se puede intentar con:

  • Caminar con el bebé en brazos acurrucado sobre el pecho para que escuche los latidos del corazón
  • Llevar a bebé en un cabestrillo
  • Sostener al bebé en una posición de “C”, sobre el hueco del brazo, o boca abajo sobre el regazo, mientras se lo acaricia suavemente.
  • Envolver al bebé en una sábana de algodón y darle suaves palmaditas
  • Colocar al bebé en un cochecito y empujarlo hacia atrás y hacia adelante
  • Susurrarle, hablarle o cantarle suavemente





Puede Interesarte


Comenta este articulo