Recomendaciones para elegir las mamaderas indicadas

Ya sea porque no podemos amamantar, para servir de apoyo en nuestras ausencias, o porque ya ha crecido y es hora del destete, siempre llega un momento en la crianza de nuestro bebé en que necesitaremos alimentarlo con mamadera. Frente a esta situación, será muy importante elegir el “biberón” ideal para nuestro hijo o hija, en su tamaño, material, forma y cualidades.

Las mamaderas o biberones disponibles en el mercado vienen fabricados en distintos materiales. Este es el primer punto a la hora de elegir, porque recientemente se han descubierto fallas en ciertos plásticos que, expuestos al calor, se vuelven tóxicos. Tenemos mamaderas de vidrio (higiénicas y resistentes a los cambios de temperatura, pero frágiles), de plástico (irrompibles y bastante resistentes al calor, aunque necesitan ser reemplazadas periódicamente), y los biberones descartables (muy prácticos, pero caros). Las mamaderas de policarbonato se fabrican con una sustancia llamada bisfenol-A, que al hervirlas para esterilizarlas liberan un componente tóxico con efectos similares al estrógeno, y produce cambios en la composición celular (según se ha comprobado en estudios realizados en animales). Es importante entonces que si compramos un biberón de plástico, nos aseguremos de que diga que es libre de PC y PVC. Otro modo de diferenciarlas es mirar el número dentro de la imagen del triángulo de reciclado: son seguros los números 1, 2, 4 o 5 (evitaremos los 3, 6 y 7). La tetina, por su parte, puede ser de caucho o silicona. Si bien la de caucho es muy flexible y duradera, la de silicona es hipoalergénica.



Recomendaciones para elegir las mamaderas indicadas

Con respecto al tamaño, encontraremos de 90, 120 y 240 ml., que usaremos de acuerdo a la cantidad de leche que nuestro bebé beba en cada toma (90 para las primeras semanas, 240 cuando pasa el medio año, por ejemplo). Las formas dependerán se nuestra forma de dar la mamadera. Los modelos clásicos son mejores para medir con exactitud las cantidades de leche; los anchos permiten que el bebé pueda aferrarla bien y tomar solo, al igual que los que tienen asas o un hueco en el medio; los modelos ergonómicos están diseñados para que el bebé no trague aire; y los modelos fantasía (con forma de personajes de dibujos animados o animales) quizás sean más pintorescos, pero el bebé puede confundirlos con juguetes y arrojarlos, y además, son complicados de higienizar bien.

Para terminar, recordemos que si hervimos la mamadera a modo de esterilización, la temperatura no debe superar los 80º. Tampoco usaremos agua muy caliente al enjuagarla. Y a la hora de preparar la leche, conviene usar un medidor de vidrio y verter el líquido en la mamadera recién una vez mezclado y caliente.

Por María del Mar





Puede Interesarte


2 comentarios en “Recomendaciones para elegir las mamaderas indicadas

  1. Hola a todas!!!!
    Quería comentarles que en abril se inicia en la Fundación Buenos Aires, un curso de Capacitación sobre Primera Infancia y Crianza, y está organizado también por la Asociación Argentina de Puericultura a cargo de Laura Krochik.
    Les paso el blog de donde pueden sacar info si les interesa!!! http://primerainfanciaycrianza.blogspot.com

Comenta este articulo