Recién nacido, problemas normales del bebé (II)

Los bebés al nacer suelen presentar ciertos problemas normales pero extraños para las mamás primerizas. Estos inconvenientes tienden a alarmar a las madres, aunque no implican mayor preocupacion siempre que se mantengan dentro de los parámetros de la normalidad.

En esta nota te seguiré comentando acerca de los llamativos problemas que pueden tener los recién nacidos durante los primeros días de vida.



Recién nacido, problemas normales del bebé (II)

Cabeza con forma extraña

El dar a luz es un trabajo duro, y no solo la madre es la que sufre en este momento, el bebé pasa las horas del trabajo de parto presionando su cabeza para conseguir pasar por el canal de parto. Es por ello que nace con la cabecita morada e hinchada, además de por el hecho de que es suave y maleable en el principio y puede aplanarse cuando atraviesa por el hueso de la pelvis.

Otra de las razones por la que el bebé pueda tener su cabecita con forma extraña es si durante los primeros días pasa mucho tiempo acostado sobre su espalda, por ello el médico aconseja siempre el mantener al bebé en brazos por más tiempo o bien colocarlo boca abajo cuando está despierto.

Si hay que preocuparse cuando a pesar de implementar estas recomendaciones la cabeza del bebé sigue con partes planas, puede ser que sea necesario un casco temporal para corregir la forma de su cabeza. Este casco es efectivo cuando se lo usa desde los cuatro a seis meses, pero no hay que esperar demasiado para consultar.

Inflamación de los genitales

Cuando se tiene un varoncito es normal que sus genitales se vean significativamente más grandes de lo que probablemente se espere como normal, en concreto los testículos son los que se ven como inflamados. Esto puede ser por el exceso de líquido que se acumula en la membrana que rodea los testículos, o por la exposición hormonal que tuvo justo antes del nacimiento.

Las niñas pueden presentar los labios vaginales hinchados por unos pocos días después del parto, y esta inflamación baja al poco tiempo.
Si hay que preocuparse cuando la inflamación no desaparece en cuestión de unos pocos días después del parto, los niños pueden desarrollar una condición llamada hidrocele, que en realidad puede demorar hasta un año en desaparecer.

No te pierdas la primer nota: Recién nacidos, problemas normales del bebé





Puede Interesarte


Comenta este articulo