La seguridad del bebé: prevenir caídas y quemaduras

Las lesiones en los bebés de uno a tres años son la causa más frecuente de muerte y discapacidad, sin hablar del dolor que les genera.

Los bebés dependen completamente de los adultos para su seguridad, por ello los padres tienen que estar en todo para mantenerlos a salvo. En este post vamos a ver algunas consideraciones que garantizan la seguridad del bebé, como prevenir caídas y quemaduras.



La seguridad del bebé: prevenir caídas y quemaduras

seguridad bebe

Prevención de caídas

Los bebés aprenden pronto a retorcerse y darse la vuelta, lo que significa que fácilmente ruedan de la cama y mesas.
Cuando aprenden a gatear, pueden intentar subirse a las cosas, lo que aumenta el riesgo de caídas.

Por ello hay que:

  • Cambiarles el pañal en un cambiador en el piso.
  • No dejar solo al bebé en una cama, sofá o mesa, ni siquiera por un segundo.
  • Nunca colocar al bebé en un asiento o cuna sobre una mesa o encimera de la cocina, pueden inclinarse al borde y caer.
  • Siempre estar tomados de la barandilla al subir o bajar escaleras con el bebé.
  • Mirar siempre el piso cuando se tiene al bebé en los brazos, sorprende lo recurrente que son los tropiezos con juguetes.
  • Tener al bebé sujeto con un arnés de cinco puntos siempre que se lo coloque en la silla.

Cuando el bebé ya gatea:

Colocar puertas de seguridad en la parte superior e inferior de las escaleras.
Si los barrotes de la baranda tienen mucho espacio entre uno y otro, colocar tablas o red de seguridad.
Los muebles tienen que estar lejos de las ventanas.
No usar andador, son peligrosos y pueden causar accidentes graves.
Quitar los juguetes de la cuna porque el bebé puede subirse en ellos y caerse de la cuna.

Prevención de quemaduras y escoriaciones

La piel de un bebé es mucho más delgada que la de un adulto y se quema con mucha más facilidad.

  • Tener cuidado especial a la hora del baño.
  • Los bebés suelen agarrar los objetos de colores brillantes, como las tazas. Cuidado cuando se agarra al bebé y se está tomando algo caliente.
  • Después de calentar el biberón, agitar bien el frasco y probar la temperatura de la leche mediante colocando unas gotas en la parte interior de la muñeca antes de alimentar al bebé. Debe sentirse tibia, no caliente.
  • Nunca dejar las sartenes con el mango hacia afuera, los niños pueden tomarlos y volcarse encima el contenido.
  • No tener hornitos ni sahumerios al alcance del niño.





Puede Interesarte


Comenta este articulo