La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos

La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos. Los alimentos sólidos en la dieta del bebé comienzan a introducirse entre los 4 y 6 meses, porque hasta entonces la leche materna o la de formula eran suficientes para colmar las necesidades nutricionales del niño.

Para que puedas darte cuenta si tu bebé está listo para consumir alimentos semi sólidos tienes que prestar atención a varios indicios, además de consultar con el pediatra por supuesto.



La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos

¿Cómo puedo saber si mi bebé está listo para comer alimentos sólidos?

  • Control de la cabeza. El bebé es capaz de mantener la cabeza erguida en una posición estable.
  • Ha perdido el reflejo de extrusión. Ya el bebé no usa su lengua para empujar de su boca los alimentos que no sean líquidos.
  • Se sienta bien. El bebé es capaz de mantenerse sentado en posición vertical para tragar bien.
  • Hace el movimiento de masticación: como su boca y la lengua se desarrollan a la par que el sistema digestivo, el bebé es capaz de mover la comida a la parte posterior de la boca y tragar. Es probable que en estos momentos el babeo haya disminuido pero si le están saliendo los dientes, todavía se verá gran cantidad de saliva.
  • Aumento de peso. Los bebés que están listos para comer alimentos sólidos ya poseen el doble del peso que tenían al nacer.
  • Tiene mayor apetito. Los bebés listos para ingerir alimentos sólidos tienen mucha más hambre que de costumbre, pueden llegar a pedir ocho a diez tomas de leche materna o de fórmula al día.
  • Curiosidad hacia la comida. Los bebes que empiezan a fijarse en la comida que los demás están comiendo generalmente están listos para incorporar otros alimentos además de la leche.





Puede Interesarte


1 comentario en “La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos

Comenta este articulo