Ictericia en bebés

La ictericia se caracteriza por una coloración amarilla de la piel y de la conjuntiva de los ojos, es muy común en los bebés nacidos de forma prematura (afecta al 80%), mientras que sólo un 60% de los niños nacidos a término la presentan. Generalmente es una alteración que desaparece sin necesidad de tratamiento.

La causa de la ictericia es un aumento de la bilirrubina, el que sucede porque el hígado del recién nacido no es capaz de eliminarla. Los niveles de este pigmento de la sangre son detectados mediante una muestra de sangre o un examen de la piel. Estos estudios se hacen antes de dar el alta al bebé del sanatorio.



Ictericia en bebés

Es en contadas ocasiones que la ictericia puede ser causante de un daño cerebral permanente (Kernicterus), en los casos en que el médico lo considere necesario, se trata al bebé con fototerapia exponiéndolo a luces blancas o azules con el fin de que la bilirrubina en la sangre pueda ser eliminada con la orina.

Generalmente este tratamiento es efectivo, pero en casos aislados los bebés necesitan una transfusión de sangre llamada exanguinotransfusión.
El Kernicterus o querníctero es el resultado de los niveles altos de bilirrubina, ocasiona problemas dentales, parálisis cerebral, defectos en la visión y retraso mental. En la actualidad es muy poco probable que este trastorno afecte a algún bebé ya que existen tratamientos efectivos para bajar los niveles de bilirrubina.

Síntomas de la ictericia

  • El síntoma característico es la coloración amarillenta de la piel, la cual comienza a notarse en la cara y seguidamente en la parte blanca de los ojos.
  • Los bebés con ictericia son difíciles de despertar
  • No muestran interés al succionar o alimentarse
  • Se los ve flojos, y/o rígidos en extremo
  • Arquean el cuello o la espalda hacia atrás
  • Tienen un llanto agudo
  • Pueden presentar fiebre
  • Hacen movimientos inusuales en los ojos
  • Enfermedad de Niemann-Pick (NPD) es un conjunto de afecciones del metabolismo, esta es generada por cambios genéticos y casualmente la ictericia después del nacimiento es un síntoma del trastorno.

Tratamientos de la ictericia

En la mayoría de los casos no hace falta un tratamiento, los médicos solo indican medidas de prevención para que los padres puedan en casa eliminar la ictericia leve, como ser alimentar al bebé con mayor frecuencia para que evacue seguido y así elimine la bilirrubina, y exponerlo a los rayos del sol de la mañana.

Cuando se trata de una ictericia de moderada a grave, el tratamiento es mediante:

Fototerapia: se coloca al bebé bajo luces blancas o azules, y se protegen sus ojos con gafas especiales.

Transfusión de sustitución: se usa cuando los bebés no responden a la fototerapia, mediante este tratamiento se elimina de forma progresiva la sangre excedida en bilirrubina, a la vez que se la reemplaza por la del donante.

Bebés propensos a desarrollar ictericia:

  • Niños que presentaron señales del problema durante las 24 horas de vida.
  • Bebés prematuros
  • Bebés con hermanos que fueron tratados por ictericia
  • Bebes asiáticos u orientales
  • Bebés con niveles anormales de bilirrubina antes de ser dados de alta
  • Bebés amamantados que no succionan bien el pecho o no se alimentan adecuadamente
  • Bebés con moretones o cefalohematoma
  • Antecedentes del trastorno genético insuficiencia de G6PD





Puede Interesarte


Comenta este articulo