Cómo fotografiar al bebé

Algunos bebés son bastante reticentes para sacarse fotos, además de por el hecho que nunca se quedan quietos y justo en ese preciso instante, suelen escatimar en sonrisas.

Pues bien, esto no es motivo para rendirse, a pesar de las dificultades es posible sacarle fotos hermosas al bebé si se tiene un poco de paciencia y se tienen en cuenta algunas pautas claves. En este post te doy algunos consejos para que puedas sacar bellas fotos a tu hijo y tener plasmados esos recuerdos que deseas.



Cómo fotografiar al bebé

Cómo fotografiar al bebé

fotografiar al bebé

No lo fuerces

La sonrisa del bebé debe ser sincera y natural, para ello puedes intentar hacerle muecas o gestos si el niño es muy pequeño. Ya en el caso de infantes un poco más grandes, una buena estrategia es la de recordarle algo que le haga reír.

Sorpréndelo de forma natural

En estos casos las poses no valen, además el niño nunca va a quedarse en una posición el tiempo necesario para que saques la foto y es posible que se torne fastidioso.
La idea es estar a la caza de la imagen perfecta, que deberás descubrir mientras sacas varias fotos cuando el juega. Es necesario que te sientes en el piso junto a él, para poder tomarle fotos a la altura de los ojos.

Usa las funciones de la cámara

En general la mayoría de las cámaras digitales cuentan con funciones que pueden serte de mucha utilidad.
Algunas traen la función específica de “fotografiar niños” y en otras puedes emplear la de ráfaga o de deportes, de este modo la obturación es mucho más rápida, se toman varias fotos de una vez y es menos probable que la imagen salga borrosa.

Conviértete en una paparazzi

Saca fotos y más fotos, después elijes las que más te gusten. Toma instantáneas desde diferentes ángulos, con distinta luz y en varios ambientes… aprovecha las ventajas de las cámaras digitales, años atrás nuestras madres debían lidiar con las de rollo.

Imprime y guarda las fotos

Para evitar penurias en un futuro, lo mejor es imprimir las fotos que más te hayan gustado y a la vez tener un back up de las imágenes en algún servidor online además de en el ordenador.
Así te aseguras que las imágenes no van a perderse nunca ni tampoco que se arruinen los archivos cuando el DVD o la tarjeta de memoria se dañen.





Puede Interesarte


Comenta este articulo