Cómo calmar el dolor de la dentición en bebés

El dolor de la dentición les hace sufrir tanto a los bebés y como a los padres. Afortunadamente existen varias formas de ayudarles a lidiar con estas molestias y calmar el dolor que causa la aparición de sus nuevos dientes. Presta atención a estos consejos:

Cosas frías



Cómo calmar el dolor de la dentición en bebés

El frío ayuda a calmar los dolores, y los de la dentición también. Además baja la inflamación asociada con el corte de los dientes.

 Teeth erupt

La idea es colocar una toalla o paño mojado dentro de una bolsa de plástico y enfriar en el congelador durante una hora. Para una mayor suavidad, sumergirla en té de manzanilla, que ha demostrado calmar a los bebés inquietos y ayudarles a dormir.

Una vez que esté bien frío hacer que el bebé succione del paño, la tela del mismo a la vez masajea las encías y el frío adormece el dolor.

Otro truco es colocar un chupete o mordedor en el refrigerador, no en el congelador porque si se congela puede dañar las encías del bebé.

Existen muchos mordedores que se refrigeran, incluso una variedad que posee mangos de plástico que sirven para que el bebé los sostenga.

Si el bebé ya come sólidos se le pueden ofrecer frutas congeladas dentro de una bolsa de tella de malla. Una zanahoria grande fría (no miniatura porque puede asfixiarse) para que roa y calme sus encías.

Presión

La presión sobre las encías calma las molestias ya que ayuda a distraer al cerebro de la sensación de dolor.

Si el bebé rechaza las cosas frías, masticar un mordedor a temperatura ambiente puede ser muy útil. Algunos mordedores incluso vibran.

También es útil frotar las encías del bebé con un dedo limpio hasta que la fricción haga un sonido chirriante. No sólo la presión lo hará sentirse bien, sino que el sonido lo distraerá y divertirá.





Puede Interesarte


Comenta este articulo